absolum - espacio de conocimiento para compartir
Arte Salud
Ecología Mística
Ciencia Antropología, historia...
Proyectos Otros temas

ECOLOGÍA > SIMPLEMENTE AGUA

Agricultura natural
  AlGore sentenciado  
  Arado de oro  
  Biocentrismo  
  Biosensibilidad Ambiental  
  Biopirarería  
  Boomerang Monsanto  
  Cabaña lavvo  
  Cambio ahora  
  Carta desde el futuro  
  Carta de Seattle  
  Chakras de la Tierra  
  Conferencia Mollison  
  La cuestión de género  
  Decrecimiento  
  Desaparecen abejas  
  Domos  
  Ecoaldeas urb y rur  
  Ecosofía  
  Ecohabitat  
  Energías engañosas  
  Enfriamiento global  
  Enlaces  
  Espíritu de la Tierra  
  Ensayos trangénicos 2010  
  Fukuoka  
  Filro de agua de banana  
  Geobiología  
  Geografía Sagrada  
  Geoingeniería  
  El hombre que plantó...  
  Lámparas bajo consumo  
  Lavvo  
  Los idealistas nosotros  
  El insecto asesino  
  Insectos y radiaciones  
  Maíz transgénico  
  Miedo al Clima  
  Monsanto no funciona  
  Movimiento Ambientalista  
  Okupación Rural  
  Presunto Calentamiento  
  Rayos cósmicos y clima  
  Resonancia Schumann  
  Ruido submarino  
  Sarayaku  
  Sexta extinción  
  Simplemente agua  
  Superadobe  
  Sustancias peligrosas  
  La sexta extinción  
  Tecnología EM  
  Teoría Gaia  
Viktor Schauberger

Laberintos

Herejías y herejes de nuestro tiempo


 


Artículo original:

free-news.org


Artículo relacionado:

Misterio del agua

Simplemente agua

Esa que simplemente es agua y que parece lo mas normal del mundo, esa que todo el mundo conoce como una molécula tan simple como H 2 O, esa que tenemos en nuestras casas, esa que es como omnipresente, esa, es la gran desconocida y la cenicienta de nuestra casa y de nuestro planeta.

El ser humano, el mayor depredador del mundo, se encuentra ante el agua y comienza a descubrir la gran dependencia que de ella tiene, que la ha estado utilizando como estercolero y depuradora de todas sus inmundicias, que la ha pretendido transformar, manipular, poseer, y manejar sin darse cuenta de que es un ser vivo, su más preciado bien, la base primordial de su existencia, y fundamental para su supervivencia. Después de haberla ensuciado hasta casi la saturación, empieza a surgir la necesidad de   ocuparse de ella, cuidarla, mimarla y respetarla   y si me apuran un poco, hasta pedirle perdón, lo cual, seria un buen ejercicio de humildad ya que sin ella no somos nada, perderíamos como mínimo el 70% de nuestro organismo.

De la conciencia que tenían nuestros antepasados sobre el agua poco queda. Aquella parte reverencial, mística, respetuosa y limpiadora de cuerpo y alma ha quedado todo reducido a un simple H 2 O, la formula química más conocida del mundo.

Pero tenemos que empezar a darnos cuenta de que la relación que mantenemos con Ella, no solamente es personal, es " trascendental ".   De Ella depende la vida en el planeta.   El ciclo circulatorio-sanador-vivificador que realiza en este planeta lo hemos interferido y hoy, los ríos, lagos, pantanos, aguas subterráneas, lluvias y mares están envenenados, sin darnos cuenta de que este elemento es la condición previa para cualquier forma de vida. Es la sustancia más importante no solo cuantitativamente sino cualitativamente. Es la sangre de un ser vivo (Gaia) que si enferma, lo harán también todos los seres vivos que hay en este planeta.

Acerquémonos a Ella para contemplarla e indagar en algunas de sus múltiples facetas, como si nos acercásemos a nosotros mismos, pues es parte fundamental de lo que somos y donde nos movemos.

La podemos contemplar desde tantos aspectos diferentes como la misma vida, ya que es vida líquida, es el aire para los peces y para nosotros la vida. Acerquémonos a ella y mirémosla de una forma ordenada, pero ya que tiene tanta afinidad con nuestro ser, o mejor dicho, somos tan afines a Ella que haremos el intento de estudiarla bajo la idea de un ser vivo que tuviese un cuerpo físico o denso, un cuerpo energético o pránico, uno emocional, el mental y si alcanzamos, hasta uno búdico que seria el más cercano y reflejo de la divinidad o energía primigenia. Acerquémonos a sus estructuras biológicas culturales y espirituales, o al aspecto ecológico, económico, político, global o metafísico.

Su cuerpo más denso o químico

El filósofo griego Aristóteles ( 384-322 a. J.C.) la definió como uno de los cuatro elementos constituyentes del Universo (los demás son el aire, la tierra y el fuego). Durante mucho tiempo el agua fue considerada como un cuerpo simple, una materia prima sin posibilidad de disgregación .

Todos los gases conocidos hasta entonces eran "aires" ya que se suponía que el aire podía estar contaminado por vapores y olores que lo impurificaban temporalmente. Fue en el siglo XVIII y a partir de 1766 cuando aparecen los trabajos y descubrimientos del químico y físico Henry Cavendish, ( 1731-1810) que descubrió que el agua no es un elemento, al sintetizarla por combustión del hidrógeno en el aire, determinando de esta manera la composición de la atmósfera , afirmando que " el agua está compuesta por aire deflogistizado (oxígeno) unido al flogisto (hidrógeno) " . A partir de esta sintetización fueron apareciendo trabajos de varios investigadores, como el químico y teólogo inglés   Joseph Priestley   (1733 - 1804) y el químico sueco de origen alemán Carl Wilhelm Scheele   (1742 - 1786)   entre otros. Posteriormente, el químico francés   Antoine Lavoisier (1743-1794), al que   se le acredita como padre de la química moderna, en el año 1790 aportó la prueba con la formula H 2 O . Desde entonces la relación 2:1 de ambas sustancias   ya no se pone en duda.

La molécula de agua, está formada por dos átomos de H de carga positiva   unidos a un átomo de O de doble carga negativa por medio de dos enlaces covalentes, éste es   el compuesto químico que resulta en el agua. El átomo de H   puede aceptar dos electrones pero   retiene sólo uno y el de O que puede aceptar hasta ocho, retiene sólo seis. El resultado es que la molécula de agua, aunque tiene una carga total neutra (igual número de protones que de electrones), presenta una distribución asimétrica al estar los electrones más fuertemente atraídos por el   átomo de oxígeno que por el de hidrógeno.

Como consecuencia de esto, el oxígeno queda cargado negativamente y los hidrógenos positivamente, convirtiéndola   en una molécula polar ya que como decimos, alrededor del oxigeno se concentra una densidad de carga negativa, mientras que los núcleos de hidrógeno quedan desnudos y desprovistos parcialmente de sus electrones, manifestando, por tanto, una densidad de carga positiva, este desequilibrio en la distribución de las cargas eléctricas, añadido a la geometría no lineal de la molécula de agua, hace que en la practica, la molécula de agua se comporte como un dipolo, estableciéndose así interacciones dipolo-dipolo entre las propias moléculas de agua, formándose entonces enlaces o puentes de hidrógeno, la carga parcial negativa del oxígeno de una molécula ejerce atracción electrostática sobre las cargas parciales positivas de los átomos de hidrógeno de otras moléculas adyacentes.  

 

hydrogen - bond - Enlace de Hidrógeno entre Moléculas de AguaCuando la distribución de carga electrónica no es simétrica alrededor de su centro se origina una molécula polar, es decir, una molécula que se comporta como un dipolo permanente. Un ejemplo típico es la molécula de agua.

La disposición tetraédrica de los orbitales del oxigeno determina un ángulo entre los enlaces de aproximadamente 104,5 . Este ángulo especial ligeramente elástico es el que da origen a algunas características del agua.

El interior de una molécula de agua es similar al de una batería, dos polos electromagnéticos que captan y liberan electrones de carga negativa,   resultando   una tensión   alterna constante. Por esta gran alternabilidad en el interior de la molécula, la capacidad de enlace del agua, es una característica destacada. Los polos de distinta carga atraen moléculas de agua al entorno, enlazándose al   formar los llamados puentes   de hidrógeno. Estos enlaces junto con el carácter bipolo son los   elementos principales de la estructura del agua.

Sobre su cuerpo pránico o su comportamiento físico

Pero la clave de muchas propiedades del agua reside en los enlaces que pueden realizar las moléculas individuales con sus vecinas formando cadenas moleculares   de tamaño variable , aun que son uniones débiles. El hecho de que alrededor de cada molécula de agua se dispongan otras cuatro molécula unidas por puentes de hidrógeno, permite que se formen en el agua (líquida o sólida) una estructura de tipo reticular y esta capacidad de agrupar o fraccionar estas asociaciones ( c )   moleculares,   algo que   no es   tan fácil con otros líquidos , es la responsable en gran parte, de su comportamiento anómalo y de la peculiaridad de sus propiedades fisicoquímicas.

Gracias a esta propiedad, las moléculas de agua tienden a formar agregados como el que se muestra esquemáticamente en el diagrama, siendo ésta la razón por la que se forman las nubes y las gotas de lluvia.

Intentemos enumerar algunas de estas características o propiedades físicas. Su acción disolvente, su   fuerza de cohesión y de adhesión   y su gran calor específico y de evaporación.

Su acción disolvente se debe a su capacidad para formar puentes de hidrógeno ( quizás la   mas importante ) con otras sustancias.   El carácter polar del agua la hace un excelente solvente para los solutos polares e iónicos, que se denominan hidrofílicos (del griego hydor, agua y philos, amante), en cambio, tiene dificultad para disolver los compuestos no polares que son virtualmente insolubles en agua ("el agua y el aceite no se mezclan") y por lo tanto, son hidrofóbicos (del griego fobos, temer). En el caso de las disoluciones iónicas, los iones de las sales son atraídos por los dipolos del agua, quedando "atrapados" y recubiertos de moléculas de agua en forma de iones hidratados o solvatados.

               ATOMO DIPOLARIZADO DE 'Agua Dialítica'                           ÁTOMO DE AGUA ORDINARIO

Es importante destacar las investigaciones realizadas por el Jesuita español   Martín-Artajo ( 1.904 - 1.984 ) que investigo y patento lo que denomino "sistema   SLACKSTONE II ®" que consiste en modificar la constante dieléctrica de la molécula de agua creando   un campo electro físico para   poder aumentar   la capacidad disolvente del agua, aumentando el momento ÁTOMO DE AGUA ORDINARIO & = 105º ÁTOMO DIPOLARIZADO   &' = <105º   dipolar, es decir, la asimetría de la molécula del agua, y así, poder influir   sobre la distancia y colocación de los átomos de H y O logrando distanciar el átomo de O, de los átomos de H, y disminuyendo el ángulo de colocación espacial de éstos, respecto de aquel, de tal forma que el momento dipolar aumenta, aumentando también la capacidad disolvente del agua.

Las moléculas de agua pueden disolver la sal gracias a que son polares. Atraen a los iones de la superficie del grano de sal, rodeando y separando sus moléculas Si nos acercamos al comportamiento hidrófobo , y el hecho de que los grupos hidrocarbonados CH tiendan a ser repelidos por las moléculas de agua, nos encontramos con que este comportamiento es el responsable, en parte al menos, de las complejas estructuras espaciales que presentan las proteínas, el ADN y las bicapas lipidicas de las membranas celulares. En ausencia de agua, todas estas estructuras serían inestables. Es como el yin y el yang de la vida y en el agua no podría ser de otra manera pues ya desde el principio la catalogábamos como "La esencia densa del existir".

Su fuerza de cohesión, se debe a que el agua, esta formada por la unión de moléculas de agua, las cuales, tienen fuerzas atrayentes y repelentes ( cohesión adhesión ) siendo los puentes de hidrógeno, los que mantienen a estas moléculas fuertemente unidas, manifestándose en todas direcciones, vertical y horizontalmente cuando se presentan en un medio equilibrado, formando una estructura compacta. Si observamos un vaso lleno hasta el borde y un poco mas, tendremos la impresión de que la superficie esta un poco abombada, redondeada ligeramente hacia el borde exterior, dando la impresión de que tuviera una piel, una película tensa que produce un efecto como de capa, incluso, podemos depositar en esta superficie, pequeños objetos, cuando estos, con una densidad mayor, deberían hundirse . Esto es debido a que las fuerzas activas en sentido vertical - y debido a la ausencia de moléculas hacia la superficie - no pueden equilibrarse, abombándose y tensándose, produciendo los efectos de tensión superficial.

Basta una sola gota de detergente para cambiar esta relación de tal manera que la tensión superficial disminuiría hasta el punto de que una grapa de oficina, p.ej., que en un agua normal se sustentaría, en ésta, se precipitaría hasta el fondo. La tensión superficial se mide científicamente y se define en la unidad física del Milinewton/m (mN/m.)

La propiedad de los líquidos de expandirse, de manera variable, en fisuras o tubos estrechos, se llama efecto de capilaridad. Esta fuerza de expansión, está en relación a la masa del líquido y mantenida gracias a los puentes de hidrógeno que se establecen entre las moléculas de agua y otras moléculas polares, por ejemplo, en un pequeño tubo con un diámetro de 1 mm. , la superficie exterior del agua, que esta en contacto con las paredes, resulta particularmente grande en proporción con la que no esta en contacto. La capacidad y fuerza adhesiva a las paredes del capilar es mucho mayor que la fuerza de cohesión interior que es menor, o lo que es lo mismo, cuando la adhesión (capacidad adhesiva /adhesividad interfacial) es mayor que la cohesión (tensión interior / fuerza tensora interior), el liquido se eleva / tira hacia arriba, hasta alcanzar un nivel superior al del recipiente donde la presión que ejerce la columna de agua, se equilibra con la presión capilar. Esto es el caso del agua. En las venas de un árbol este efecto de capilaridad llega a ser un mecanismo de importancia vital. De esta manera el agua puede llegar desde las raíces hasta la más alta copa. Sin este efecto, la vida vegetal no sería posible. En líquidos con una cohesión superior a la adhesión, como es el caso del mercurio, la capilaridad no existe o es, por lo menos, muy reducida.

Respecto a las propiedades de "calor específico y "calor de vaporización" como decíamos anteriormente, están relacionadas con los puentes de hidrógeno que se forman entre estas moléculas.   El agua puede absorber grandes cantidades de "calor" que utiliza para romper estos puentes y como consecuencias de esto la temperatura se eleva muy lentamente. Esto permite que el citoplasma acuoso sirva de protección ante los cambios de temperatura. Así se mantiene la temperatura constante. Para evaporar el agua, primero hay que romper los puentes y posteriormente dotar a las moléculas de agua de la suficiente energía cinética para pasar de la fase líquida a la gaseosa. Para evaporar un gramo de agua se precisan 540 calorías, a una temperatura de 20: C.

Cuando los químicos Dimitri Mendeljew    y Julius Lothar Meyer , a finales del siglo XlX, buscaban los elementos y piezas constitutivos del universo y se centraron en los elementos, descubrieron que determinadas propiedades importantes de los elementos se repetían periódicamente. A partir del hidrógeno, cuya masa es inferior a todos los demás elementos, ordenaron, en forma de tabla, las características repetitivas de los elementos según el principio de la masa atómica creciente. Había nacido el sistema periódico de los elementos conocidos entonces. De este "sistema periódico de los elementos" también debería haber resultado, las propiedades del agua pero dado que el agua, no se deja clasificar en este sistema periódico, es por lo que se habla de las "anomalías del agua". Podríamos enumerar algunas de ellas:

  • El agua es, químicamente inalterable, lo que no es el caso ni del oro ni del platino.

  • El agua, acorde a los principios físicos, debería ser sólida y no liquida.

  • La tensión superficial del agua es diez veces superior a la que cabría de esperar según las normas físicas.

  • Ningún copo de nieve, en su estructura, es idéntico a otro.

  • Ninguna gota de agua es exactamente igual a otra.

  • El hielo, siguiendo "las normas", debería pesar más que el agua y hundirse pero debido a que se crean vacíos, y a su densidad específica, es más ligero que el agua y permanece en la superficie.

  • Sin la capa "protectora "aislante de hielo, la vida en las aguas no sería posible. (Los lagos se helarían desde el fondo, con un efecto fatal para los seres vivos en el agua).

  • La temperatura de una sustancia, normalmente, aumenta cuando esta sujeta a presión, pero la temperatura del agua, a la presión que sea, no aumenta por encima de los 35,6 C (si no fuera así, los buceadores, en cada inmersión, se sobrecalentarían, al igual que si tuviesen fiebre).

  • Sin la capacidad del agua de almacenar calor y frío durante mucho tiempo y de librarlos de forma muy gradual, las temperaturas ambientales tendrían variaciones de más de 100 º C.

  • Sin la humedad atmosférica, nada frenaría el viento, y la superficie de la tierra estaría expuesta continuamente a vientos profundamente devastadores.

  • Si el agua se comportase "normal", es decir, según las normas básicas de las leyes físicas y químicas, no habría vida sobre la tierra.

  • En el agua, la transmisión de las ondas de sonido es 4 veces mas rápida que en el aire.

  • El agua es un solvente universal, al que con tiempo, no se le resiste ningún material sea hierro, piedra o minerales. De esto se deriva el dicho de: "la última gota rompe la piedra".

  • El agua cumple simultáneamente con muchos trabajos en nuestro cuerpo. No sólo trabaja como vehículo disolvente, medio de transporte o líquido refrigerante; también actúa como portador idóneo de información, combinando y diluyendo los diferentes líquidos corporales, de forma individualizada y, reaccionando con una gran flexibilidad a influencias exteriores.

Introduzcámonos más en los interiores del agua, lo que en un principio habíamos comentado que era simplemente agua H2O y recapitulemos.

Hasta ahora hemos visto el cuerpo denso del agua, lo que equiparábamos a nuestro cuerpo físico o que también podemos llamar cuerpo denso. También hemos visto ciertos comportamientos del agua que podrimos equiparar a los comportamientos energéticos del ser humano y si nos introducimos más, nos encontraremos con las propiedades del agua que son equiparables a nuestros cuerpos o estructuras mentales y emocionales. Me estoy refiriendo a ese poder que el agua tiene para guardar informaciones y transmitirlas pero para llegar a ese punto deberemos profundizar algo mas en sus estructuras y encontrarnos con los clusters .

Se denominan clusters, a la agrupación de unidades individuales interrelacionadas mutuamente en todos los sentidos (verticales, horizontales, etc.) que establecen vínculos de interdependencia funcional para el desarrollo de sus procesos.

Esta definición nos serviría para el universo, acercándonos a los clusters de las galaxias que son los objetos más grandes conocidos, o los clusters empresariales donde se agrupan un número determinado de empresas con una interrelación específica, o también una forma operativa del mundo de la informática, como puede ser el Linux. Pero en este viaje hacia lo pequeño donde nace lo más simple, es hacia donde queremos acercarnos. Los clusters del agua son una cantidad de partículas individuales asociadas entre sí, y a las que se les considera una unidad uniforme, siendo variable la cantidad de moléculas que los forman.

Las cargas diferenciadas en el interior de cada molécula (el oxígeno de carga negativa y el hidrógeno de carga positiva) representan un dipolo. Como cargas iguales se repelen y cargas diferenciadas se atraen, las moléculas se unen formando determinados diseños / patrones, cuyas agrupaciones tridimensionales se llaman " cluster ". Los enlaces de las moléculas entre sí son enlaces hidrogénicos y estos puentes de hidrógeno son los que se encargan de transmitir la información al agua.

Tetraedro de síliceLas moléculas de agua que determinamos como pequeños triángulos isósceles cuyos vértices están ocupados por un oxígeno y dos hidrógenos,    con las fuerzas de unión de sus enlaces covalentes, tienen algo mas. Sir John Anthony Pople ( 1925 - 2004 ), ( químico inglés , premio Nobel de Química en 1998 ) expuso en 1.950 una novedad extraordinaria : " Los hidrógenos de una molécula se unen al oxigeno de su vecina por medio de enlaces de hidrógeno de una fuerza mucho más débil, esto es que cada átomo de oxígeno se une a cuatro de hidrógeno, a dos mediante enlaces covalentes normales y a dos por enlaces de hidrógeno, el oxígeno en el centro del tetraedro y los cuatro hidrógenos en los vértices con cargas electroestáticas que difieren" . Estos enlaces de hidrógeno descubiertos por Pople , operan con una fuerza mucho más débil que los covalentes normales pudiendo estirarse, doblarse, y moldearse sin romperse. De esta forma estos enlaces pueden absorber, almacenar y ceder energía como la alta capacidad calorífica. Estos enlaces se comportan como si fueran unos resortes flexibles que modificando sus características posicionales y espaciales de infinidad de maneras distintas, almacenan información en la estructura del agua de una manera similar a como puede almacenar, captar y transmitir los elementos de la memoria de un ordenador. La mayoría de los físicos y químicos especializados en estos campos, manteniéndose en una ortodoxia conservadora, admiten que la estructura del agua está ordenada en tetraedros igual a la de un cristal de cuarzo. Si continuásemos caminando en esta dirección tendríamos que empezar a hablar de la Física Tetraédrica y del físico japonés Sinichi Seike con su teoría bautizada "Ultra relatividad ". En base a ella se han logrado modificaciones gravitatorias e inerciales que implican curvaturas locales del espacio tiempo, naciendo de esta teoría la Física tetraédrica. De acuerdo con las leyes de la mecánica quántica y el principio de incertidumbre de Heisenberg , estos tetraedros "acuosos" que forman las unidades moleculares del agua pueden ser pulsantes eléctricamente pues estos enlaces de Hidrógeno se intercambian por covalentes con cargas eléctricas muy distintas, al mismo tiempo que los electrones que desaparecen de un vértice, aparecen en otro, según expone el Profesor Alberto Borras (energías cósmicas del agua).

Es por esto que los clusters de agua emiten señales de energía típicas que dependen del movimiento de sus moléculas individuales. En el agua, los clusters forman estructuras cuasi-cristalinas. Estas redes vibran con altas frecuencias de gran variabilidad. Pueden ser similares a las ondas de radio, pudiendo ser captadas (lo está haciendo un grupo de investigación de químicos de la University of California in Berkley, con un espectrómetro de absorción por infrarrojo, almacenándose en ellos las informaciones .

E n este punto tenemos que preguntarnos sobre el poder memorizador del agua y todas las bases, que sobre esta particularidad del agua, ha establecido la homeopatía.

La Homeopatía, como terapia médica, fue creada por el medico alemán Samuel Friedrich Hahnemann (1755-1843) el principio básico desarrollado por Hahnemann está basado en"curar con lo mismo". Se trata de administrar una pequeña cantidad de la sustancia cuyos efectos sean similares a los de la enfermedad es decir, curar con aquello que enferma de igual manera al individuo sano. Una serie de observaciones condujeron a Hahnemann a suponer que, cuanto menor fuera la dosis administrada al enfermo, más rápida y eficaz sería la curación, estableciéndose así, uno de los principios básicos conocido como "el principio de las dosis infinitesimales". Cualquier producto que se elaborase para administrárselo a un paciente, de acuerdo con la teoría homeopática, consistiría en una pequeña porción de la sustancia activa, prescrita de acuerdo con la materia médica, y diluida sucesivamente hasta que prácticamente no quede sustancia activa en el preparado. La única explicación lógica que podía buscarse a este principio era que, en el proceso de dilución del principio activo, el medio en el que se diluía éste -normalmente agua- fuera capaz de "memorizar" las características del agente activo, pero evitando su toxicidad, ya que aquél desaparecía. Suponiendo cierto esto, para que el tratamiento fuera más eficaz se necesitaría agitar vigorosamente el preparado durante su proceso de dilución, de manera que todas las moléculas del disolvente entraran en contacto con la sustancia activa. Es lo que se conoce como dinamización, y exige no sólo una intensa agitación del preparado, sino también que el proceso se realice en sucesivas fases de dilución 1/10 ó 1/100. Es decir, disolviendo sucesivamente una parte de la mezcla original en 10 ó 100 partes de disolvente respectivamente, repitiendo a continuación el proceso. El número de repeticiones efectuadas determina la potencia de la disolución, en decimales (o centesimales) hahnemannianos: DH (o CH). Con esto y todo lo anteriormente expuesto podríamos establecer que los clusters así emergentes constituyen a su vez, según el principio de la resonancia, unos patrones de oscilaciones que pueden llegar a tener su efecto hasta niveles insospechados, pues a mayor frecuencia de la oscilación, mayor será el impulso que encadena la curación. El científico francés Prof. Jacques Benveniste, a finales de 1980, se hizo con renombre mundial por sus trabajos sobre "la memoria del agua". Su grupo, que trabajaba entonces en uno de los mayores institutos de investigación en Francia, publicó en 1988 un articulo en la revista técnica de ciencias naturales mas famosa, " Nature " (vol. 333, no. 6176), que debió confirmar el principio de acción de la homeopatía. La existencia de la memoria del agua permitiría justificar los postulados de la práctica homeopática. El postulado fundamental de ésta es como ya expusimos, el principio de similitud que merece realmente el título de postulado, es decir, de afirmación tenida por cierta, pero no demostrable. Sin embargo, la experiencia sobre la cual Benveniste quería apoyar su descubrimiento, no tiene nada que ver con el principio de similitud. No se trata aquí de curar absolutamente nada, ni siquiera "in vitro". Lo que es nuevo, es que Benveniste observó estas reacciones con disoluciones de anticuerpos de una "potencia" tal que, evidentemente, no queda el más mínimo vestigio del anticuerpo en la disolución. En esto se basa fundamentalmente Benveniste para afirmar que el agua mantiene "memoria" de la sustancia biológica con la que estuvo en contacto, sin plantearse ninguna hipótesis alternativa que justificase el efecto observado.

Si el mundo técnico hubiese reconocido los resultados, tendría que haber sido necesaria una revisión completa de los fundamentos de la bioquímica.   Lo que ocurrió fue el detonante de uno de los mayores escándalos de la ciencia.

Unos años mas tarde, en marzo 2001, el periodista inglés Lionel Milgrom escribió en el " Guardian " sobre los experimentos llevados a cabo por la biotécnica Prof. Madeleine Ennis de la Queen´s University de Belfast . Inicialmente, el objetivo de sus nuevos estudios sobre la homeopatía era poder probar como un "no-sentido" la tesis de la alegada capacidad del agua de memorizar información. Científicos de la universidad de Belfast llevaban a cabo un experimento de grandes dimensiones, tomando parte en él también universidades y laboratorios en Bélgica, Francia e Italia. De los estudios resultó el reconocimiento de que las moléculas de agua "tienden a organizarse de alguna manera y de forma estable, por lo que pueden memorizar información absorbida a su vez previamente de otras moléculas".

El Prof. Bernd Kröplin del Institut fuer Statik und Dynamik der Luft- und Raumfahrtkonstruktion (Instituto de Estática y Dinámica de construcciones aéreo-espaciales) de la Universidad de Stuttgart sugirió, casi como efecto segundario, que el agua posee memoria, en un proceso de ´"secado de gotas de agua". Muestras de agua fueron expuestas a un campo alternante electromagnético de 50 Hz. y de 500 hz. resp. (el efecto de un teléfono móvil en funcionamiento) y examinadas por el método micro-óptico fueron observadas las fases de secado del agua, y luego comparadas. "Si se produce alguna alteración, entonces hemos de hablar de que ha habido memorización de información y de que existe una memoria". Estos ensayos probaron que la radiación emitida por teléfonos móviles causa una reducción de la estructura básica del agua, lo que afecta a su calidad, incluso sin haberse utilizado sustancia alguna, sea química o otras. De la misma manera se examinó la saliva, demostrándose que ésta había sido afectada significativamente. Kröplin insiste en que los resultados son reproducibles y que resistirán a la comprobación científica.

En los últimos años, en lo que concierne a la calidad del agua, se ha dado gran importancia a sus características físicas, en especial a las que involucran la estructura molecular y la capacidad del agua para agruparse de diversas formas. Los modelos actuales para el comportamiento del agua líquida proponen que las estructuras principales que explican las anomalías físicas y químicas del agua son las agrupaciones icosahédricas de un número determinado de moléculas. Se trata de una red cerrada de moléculas de agua cuya estructura le permite contraerse y expandirse para conservar el equilibrio entre sus puentes de hidrógeno, lo que le da una elevada estabilidad por lo que también se les llama estructuras metaestables.

Una muy interesante prueba adicional de esta fuerza ordenante que actúa en el fondo fue aportada hace poco por un grupo de investigadores de química física en la Universidad de Pennsylvania . Descubrieron que estas moléculas de clusters se agrupan en estructuras de ordenación superior. Estas estructuras no son formas cualesquiera: son, exclusivamente, los Cinco "Cuerpos Platónicos", o sea el tetraedro, hexaedro, octaedro, dodecaedro y el icosaedro.

Una única molécula de H 2 0 forma ya un minúsculo tetraedro (una pirámide equilateral) y puede p. ex. agruparse en estructuras dodecaédricas de veinte moléculas individuales, lo que se parece al dibujo de una pelota de fútbol. De esta manera se constituyen en el agua complejas estructuras estables, quedando intactas incluso en el vapor de agua; deduciéndose que poseen una gran energía en su interior. A estas formaciones se les podría calificar también como "densidad de información extremadamente alta ". El grado de ordenación de estas estructuras de agua es tan alto como el de los cristales (la estructura de ordenación más alta conocida), por lo que estos agrupamientos se llaman también "cristales líquidos"o"agua cristalina". Dependiendo del grado de ordenación de la información, las fuerzas de unión para la memorización en el agua, son diferentes.

El joven ingeniero e investigador Bernhard Ratheiser , quien desarrolló el sistema UMII de energetización de agua, trabaja muy meticulosamente y según los principios de la santa geometría, en sus sistemas de activación de agua, (de líneas especialmente acertadas). Estos aparatos han podido penetrar rápidamente el mercado en el campo de la activación de agua.

Existen también teorías que tienen como punto de partida la tesis que el agua lo sabe todo. Por su larga historia y su omnipresencia tendría impresa el conocimiento histórico entero del mundo. Sustancias activas / activadas, cuando entran en contacto con el agua, no imprimen información nueva, sino sólo activan estructuras particulares de la memoria. Siguiendo esta teoría el agua funcionaría parecida al cerebro humano: "por excitación externa se genera estimulación de la memoria, lo que activa a su vez los recuerdos".   Estas estructuras pueden ser comparadas a un tejido pre-tratado con pliegues: por muchos lavados que sean, no pierde los pliegues originales, para cuya eliminación haría falta proceder de forma especial.

Casi todo el "saber" del agua es eliminado cuando se calienta el vapor hasta la temperatura de 400ºC. De esta manera sería posible librar al agua de datos; algo que los usuarios de ordenadores consiguen ya mediante el formateado del disco duro. La destilación del agua está basada en esa idea. (?)

¿Ante qué nos estamos enfrentando? Lo que en un principio nos habíamos planteado como "Simplemente agua "se está convirtiendo en algo que ya está alcanzando unas magnitudes inmanejables (hasta ahora) por la propia ciencia. En esta vida no todo es ciencia, también existen otros métodos de investigación y de confirmación que son tan válidos como el propio sistema científico a pesar, por lógica, que esta no lo admita. Hasta ahora el agua tiene unas supuestas capacidades de poder llegar a tener toda la información del universo al igual que nosotros; es capaz de transmitir informaciones al igual que nosotros, es la sangre de Gaia y también nuestra "sangre ". Toda la vida, en efecto, no es sino agua organizada, y el ser humano, desposeído del agua, se reduce a unos pocos kilogramos de sales minerales. Como todos los seres estamos hechos de agua, ésta nos conecta con nuestro pasado, con todos los procesos de creación y con el secreto mismo de la vida en el Universo. En palabras del célebre biólogo Claude Bernard ( 1813 -1878): "Cuando el hombre salió del mar, se llevó el océano consigo" . Quizás el camino para el encuentro con nosotros mismos sea primero el encuentro con el agua. Por algo somos iguales en un 70%.

Algunos científicos modernos sostienen que los ritmos y los ritos de la Naturaleza, siguen eternamente el ciclo del agua, lejos de constituir un proceso mecánico, forman parte de un superorganismo viviente, que los antiguos griegos llamaron Gea, entre otros nombres de divinidades. Hoy hablamos de Gaia, esta Madre Tierra, en cuyo claustro acuático vivimos. Más aún: nosotros, como todos los mamíferos, nos desarrollamos, en el período de gestación, sumergidos en un microcosmos acuático, salado y cálido. Y durante el resto de nuestra vida sentiremos una atracción irresistible por el agua, que nos vincula con nuestro origen por partida doble, individualmente y como especie. En todo caso, tanta familiaridad con este elemento ha hecho que la mayoría de las personas no hayan reparado en su extraña singularidad, y en los misterios que nos plantea.

Investigadores como Theodor Schwenk, Peter Redgrove o Victor Schauberger, han reconocido en los modelos de su fluidez una dirección en relación con la naturaleza y con nosotros mismos. Schwenk, en su obra, El Caos Sensible , una verdadera obra maestra en el campo de la investigación, escribió: "Un arroyo que serpentea murmurando alegremente sobre las piedras de su cauce, engendra una multitud de pequeños remolinos y superficies internas que son verdaderos órganos sensoriales abiertos al cielo, que perciben el río del devenir cósmico. Al ser absorbida después por todas las criaturas terrestres, las plantas, los animales y el hombre, les transmite todas las impresiones recibidas y las difunde por todas partes".

Nos estamos dando de bruces con algo grandioso y no nos damos cuenta. Nos conectamos con nuestro entorno a través de unos vórtices o chacras que son remolinos de energía y también la naturaleza así se manifiesta por ex. el principio del vórtice o remolino, "capaz de disolver estructuras que forman parte de las sustancias dañinas ".

Dicho principio fue llevado a la práctica por el bio-jardinero y antropólogo... Ralf Rössner , en el sentido del clásico principio del torbellino... según Schauberger. Huevos de cristal de silicato (como un reloj de arena) montados en cadena. En este caso también, el éxito fue deslumbrante. A ese serio bio-jardinero, el empleo de dicha agua le resultó muy esencial para el cultivo óptimo de la "raíz de luz de china", una planta que da energía luminosa o que crea luminiscencia energética...   

Viktor Schauberger , (1885-1958) el padre de la investigación moderna del agua, nos recordó la teoría del torbellino... para el tratamiento de agua. Él, que no era científico, sino un excelente observador y conocedor de la naturaleza, fue el inventor y "preparador de camino" de la "energía libre" posterior. Por su tecnología de implosión, contrapuesta diametralmente a nuestra actual tecnología de explosión, le llamaron también "pensador límbico" y el "científico de la mitad derecha del cerebro". Su capacidad extraordinaria de comprender la naturaleza y la técnica se diferenciaba profundamente de nuestra actual civilización altamente industrializada. Sus conclusiones resumidas, recopiladas durante 15 años de trabajo de investigación por el australiano Callum Coats , fueron publicadas por primera vez hace pocos años bajo el título " Energy Evolution ".

La experimentación en el campo de la naturaleza realizada   por Schauberger ha tenido ya   su confirmación científica: El físico atómico, Prof. Félix Ehrenhaft (1879-1952), conocido por sus trabajos sobre "los movimientos de pequeñas partículas de materia en el campo magnético y en rayos... de luz   en haz", comentó respecto sus investigaciones lo siguiente: "Lo que es totalmente nuevo y sorprendente, es que el movimiento de las partículas en el campo no ocurre en línea recta, si no por vía en espiral, con formas, tamaños y frecuencias de rotación muy regulares". Además, durante estos ensayos, en el torbellino se producía una fuerza centrífuga 130 veces mayor que la fuerza de gravedad. "(fuerzas toroidales).

Todavía nos queda profundizar un poco más en este viaje hacia el interior y en comportamiento del agua.   Todavía nos queda profundizar un poco más en este viaje hacia el interior del agua y su comportamiento. Como ya sabemos la molécula de agua, esta formada por dos átomos de H de carga positiva unidos a un átomo de O de doble carga negativa por medio de dos enlaces covalentes, este es el compuesto químico que resulta en el agua. El átomo de H puede aceptar dos electrones pero retiene solo uno y el de O que puede aceptar hasta ocho, retiene solo seis. Pues bien, concretemos un poco más y comprendamos que la mayor parte del átomo es espacio vacío, el resto consiste en un núcleo cargado positivamente de protones y neutrones, rodeados de una nube de electrones con carga eléctrica negativa. El núcleo es pequeño y denso comparado con los electrones. Hoy día los científicos ya aceptan la existencia de un movimiento permanente, que se aplica incluso a lo que llamamos materia muerta (las piedras). Estos movimientos no son perceptibles al ojo, pero existen instrumentos de alta sensibilidad capaces de demostrar que los átomos no son las partículas más pequeñas de la materia, sino que alrededor del núcleo, giran partículas a una velocidad increíble. En el caso de sustancias líquidas o gaseosas, la velocidad de estas partículas giratorias es todavía más rápida, y, por si esto fuese poco, también tienen un movimiento de rotación. Para que lo entendamos mejor, cualquier objeto que gira o se mueve alrededor de un punto tiene un momento angular. La tierra, por ejemplo, tiene su momento angular orbital por su movimiento anual alrededor del sol y un movimiento angular intrínseco por su rotación diaria alrededor de su eje .   En una particular ocurre lo mismo, tiene su momento angular elemental que correspondería al movimiento alrededor del núcleo y un momento angular intrínseco, por la rotación sobre su eje. Estos giros, cuando son en el sentido de las agujas reloj se llaman "spin hacia la derecha", y los que son en sentido inverso "spin hacía la izquierda". Este spin le proporciona al electrón una orientación direccional, ( al proporcionarle propiedades parecidas a las de un objeto sólido girando) teniendo un momento magnético intrínseco, que lo convierte en un imán diminuto, alineándose a lo largo de su eje giratorio. Gracias a ese momento magnético, que es una propiedad de las partículas, se provoca la alineación del eje con un campo magnético, al igual que la aguja de una brújula lo hace ante un campo magnético o ante el campo magnético terrestre. Las moléculas de agua y sus átomos también están sujetas a tales movimientos de giro. En la materia casi siempre, el spin es hacía la izquierda, lo que llevó a la suposición que esto seria el "caso normal". Ahora bien, el caso normal no siempre es el ideal, al igual que la cantidad no es una garantía de calidad. Cuando las partículas alrededor de un átomo están en un equilibrio ideal, deberían ser capaces de girar, alternativamente, hacía la derecha o hacía la izquierda. Con el agua, tal equilibrio de las rotaciones lo encontramos principalmente en las aguas que nacen en lugares que se han salvado del impacto negativo del medio ambiente (sobrecarga electromagnética). Es por lo que las partículas suspendidas en el agua y en rotación permanente, están bajo la influencia de los campos magnéticos al poseer cargas eléctricas. Por este motivo, los campos magnéticos que se instalan en equipos de tratamiento de aguas, pueden actuar sobre los clusters de agua y compensar estas influencias.

Uno de los investigadores del agua, el ingeniero alemán Peter Gross , en sus seminarios de divulgación y trabajo subraya que en el activador Gie de su invención, y con relación al llamado spin, el agua es liberada de las informaciones dañinas al producirle gran cantidad de veces movimientos de "remolinos"al mismo tiempo que se le producen unas inversiones múltiples de polaridad entre la orientación norte sur con los magnetos, lo cual se puede comprobar en mediciones técnicas.

Hoy sabemos que el agua es capaz de captar frecuencias electro-magnéticas, es decir información. Mediante campos magnéticos inalámbricos ha sido posible transmitir al agua interna de nuestro organismo y también al agua corriente, las frecuencias y longitudes de ondas de piedras preciosas, colores y sonidos, y de más frecuencias existentes en la naturaleza.

Curril W. Smith de la Universidad Salford en Inglaterra ha podido demostrar mediante estudios a doble ciego, que las alergias se pueden se producidas por determinadas frecuencias electromagnéticas y determinadas frecuencias electromagnéticas son propias de las sustancias causantes de alergias.   En dicho estudio, una solución ligeramente salina fue sometida durante 15 minutos a radiaciones de una frecuencia específica. Cuando una persona alérgica entro en contacto con la mano, con la frecuencia de su alergia, manifestó de inmediato las reacciones típicas de defensa, de modo que no era necesario que ingiriese "agua informada". Sorprendentemente, también fue posible conseguir que se parase la reacción alérgica, incluso anularla, en el momento en que el paciente cogió con la mano otra ampolla con la contra-frecuencia exacta neutralizante, a pesar de que estas frecuencias existían solamente como información impresa al agua.

Después de todo lo expuesto parece absurdo e infantil pensar que con los tratamientos físicos y químicos a los que sometemos al agua de nuestras ciudades, somos capaces de convertirla en lo que llamamos "potable "y que denominaría como agua "no manifiestamente dañina ". Es cierto que ciertas substancias activas son eliminadas por filtración o neutralizadas con la adicción de ciertos productos, pero a la altura de los conocimientos que se poseen, la información memorizada en el agua se conserva intacta. El físico e investigador alemán Wolfgang Ludwig (1927-2004) mantuvo toda su vida la convicción de que la limpieza química del agua no se podía comparar a "energéticamente limpio ". El Dr. Ludwig, consultor/consejero de la World-Research-Center - Foundation de Los Ángeles, y colaborador estrecho de la Temple University en Philadelphia , dedico muchos años su atención al tema del impacto de nuestro entorno sobre los flujos de energía en la estructura humana. Fue uno de los primeros científicos que resaltaron la fuerte influencia que sobre nuestro organismo producían las frecuencias electro-magnéticas propias de las sustancias dañinas y mantuvo que el agua posee la capacidad de desalmacenar, en niveles de determinadas frecuencias, información impresa previamente y transmitirla a otros sistemas, por ex. organismos vivos.

Demostró que lo que se conoce con respecto al aire, como electrosmog, también se produce en el agua propiciando la existencia del smog de agua, o "aguasmog", y calificaba un agua de tales características como la causante de muchas enfermedades. Sus experimentos demostraron que con la actual calidad del agua potable, es necesario hacer un tratamiento posterior bastante largo para librar al agua, por vía natural, de las vibraciones de las sustancias dañinas. Las vibraciones así emergentes consiguen llevar a una nueva orientación estructural de la parte acuosa, potenciando las fuerzas sanas reparadoras y, simultáneamente, expulsando las enfermas y dañinas. En la actualidad en el Instituto en Horb en Alemania, se continúan con los experimentos en esta línea de investigación.

Muchos físicos investigadores están convencidos   que siendo nuestro organismo un 70 % agua y conociendo todos los posibles daños que le podemos infligir no solo con la ingesta de aguas con informaciones perjudiciales   y contaminadas, mas la ingesta de productos contaminados    por infinidad de pesticidas, colorantes, saborizantes, y demás conservantes y aditivos mas los 1.000 productos químicos de síntesis que se lanzan al mercado anualmente, mas   las radiaciones de   los dispositivos eléctricos con los que convivimos diariamente y que también   crean campos magnéticos como son   motores, televisores, mobiliario de oficinas, ordenadores, teléfonos móviles, hornos de microonda, el cableado eléctrico en hogares, y las líneas de potencia que los proveen, todo esto, tienen que estar afectando severamente a nuestra salud y pueden ser las causas de la aparición de tantas nuevas enfermedades, bien pues muchos de estos científicos están convencidos de que el 90 % de las enfermedades que padecemos en la actualidad están ocasionadas por la acumulación de todos estos productos tóxicos acumulativos,   incluyendo en estos residuos las informaciones antinaturales que poseemos en ese 70 %   de plasma marino que somos.

Podríamos continuar realizando esta información divulgativa e insistir en mirar hacia abajo, hacia lo mas pequeño, al microcosmos del agua o de las cosas, pero es tanta la información exístete que se nos convertiría en un trabajo excesivamente técnico y para eso ya hay trabajos realizados por físicos y químicos investigadores del agua a los que les corresponde la divulgación en los foros adecuados. De todas formas y antes de continuar abordando el agua desde   un punto de vista mas global no quiero dejar de mencionar algunos científicos como   el alemán Prof. Fritz Albert Popp , investigador de los   biofotones o partículas de luz, midiendo las radiaciones ultra débiles en las células vivas, Estos biofotones   o partículas de luz que se encuentran desde la zona ultravioleta, pasando por el espectro de luz visible, hasta la zona infrarroja son pulsos coherentes y armónicos, que se almacenan en el ADN, y se propagan a la velocidad de la luz. La bióloga de Milano Enza Ciccolo y sus investigaciones en los campos del "agua con luz "quien después de su diversas investigaciones con el instituto de mayor prestigio de Italia, el Instituto Mario Negri de la Universidad de Pisa , llegó a la conclusión de que la vibración del agua es el determinante de su calidad. Estudiando   las "particularidades" físicas, medicinales e energéticas de las aguas de manantial de los 5 lugares europeos de peregrinaje mas conocidos y   mediante mediciones físicas, descubrió en Lourdes   las llamadas " aguas de luz blanca " que son las que   reúnen el espectro completo de la luz.

El médico suizo Dr. Hans Jenny , que en los años   60 del siglo pasado, y profundizando en la técnica del   científico   Ernst Florenz Chladni (1756-1827) (consistía en producir unas vibraciones con el   arco de un violín sobre unas placas de cristal, en las que se había esparcido arena fina, para que se generasen y se hiciesen visibles las   oscilaciones y figuras que   conocemos hoy día como   las figuras de Chladni, ) y trasladando estas técnicas al agua observo que según el sonido elegido, se hacían visibles complejas estructuras en el agua,   a las que se   clasificó como " ondas estagnantes".

También el fotógrafo e investigador Alexander Lauterwasser , que con efectos de complejos sonidos y música, obtuvo unos resultados impresionantes. (su técnica consistió en transmitir oscilaciones sonoras al agua a través de un recipiente, de modo que se crearon en su superficie una multitud de estructuras impresionantes llamadas "figuras"acuáticas-sonoras" haciéndolas visibles por medio de reflectancias luminosas especiales, para luego fotografiarlas y filmarlas). O el Dr. Dieter Aschoff , inventor del conocido test sanguíneo Aschoff , que insistió en señalar la importancia de la orientación magnética de la sangre ya en todos los enfermos de cáncer examinados por él, la sangre había perdido su orientación magnética.

El trabajo del físico ruso Konstantin Korotkov catedrático de la Universidad de San Petersburgo, desarrollando en Rusia el Sistema de Bioelectrografía GDV que permite medir los fotones y electrones de la superficie de la piel y sus parámetros cuánticos, demostrando la existencia de cuerpos energéticos o de luz.

También ha habido estudios relacionado el estado de cáncer con el agua, como los que a mediados de los años 60 del siglo pasado, realizo el Prof. Louis-Claude Vincent (1906-1988) llegando a una conclusión similar a la que había llegado anteriormente el ingeniero ruso George Lakhovsky (1870-1942) en las que según sus observaciones, las ciudades que eran abastecidas con aguas de manantiales, pobres en minerales, blandas y sin cloro, las incidencias de cáncer era claramente mas bajas.

Ya Víctor Schauberger había establecido una relación entre la calidad del agua potable y las incidencias del cáncer. Mantenía la opinión que solo se debería beber un agua que reuniese las calidades del "agua de manantial "dado que tienen una mayor densidad de ordenación y de información obtenida de modo natural. Esta relación del agua con la salud la confirmó con una de sus demostraciones más populares: se bebió un litro de agua de manantial (que pesaba exactamente 1 Kg.), y su peso corporal aumentó solo 300-400 grs., cosa que no ocurre con el agua de las ciudades.

Esto quiere decir que más de la mitad del agua de manantial fue absorbida directamente por el organismo como información energética o como impulso vital de ordenación.

El espectacular trabajo del doctor Masaru Emoto ( 1943 ) graduado en Relaciones Internacionales en el Departamento de Humanidades y Ciencias de la Universidad de Yokohama en Japón y   Doctor diplomado y licenciado en Medicina Alternativa por la Universidad Internacional Abierta, que con su trabajo de investigación procedente del análisis del agua de diversos países y procedencias mediante la utilización de resonancia magnética, permitió   observar el Hado (energías sutiles relacionadas con la conciencia) y que en su libro " Mensajes del Agua " nos muestra unas magnificas imágenes de agua cristalizada, evidenciando que los pensamientos y las emociones pueden alterar la estructura molecular del agua haciéndonos comprender la forma tan intima en la que estamos conectados los seres Humanos , el Agua y el Universo.

Después de todas las informaciones que hemos manejado llegamos fácilmente a la conclusión de que un agua químicamente pura sigue teniendo, desde el punto de vista físico, sustancias contaminantes, transmitiéndose estas vibraciones interferentes a otros organismos vivos. Por otro lado, mediciones electro-magnéticas demostraron que las llamadas aguas de manantial tienen frecuencias especialmente positivas para organismos vivos, incluso en los casos donde la composición química es todo lo contrario al agua limpia (similar al agua del Ganguees)

Entendamos y comprendamos que un agua sana y viviente se distingue por el alto grado de intercambio de fotones con su entorno, de modo que se mantiene intacta la comunicación luminosa, lo contrario que ocurre con el agua envenenada (incluyendo las aguas con contaminación química) que prácticamente han dejado de emitir luz.

Entendamos y comprendamos que el agua insalubre tiene modificadas sus propiedades de resonancia debido a las sustancias dañinas.

Entendamos y comprendamos que un agua químicamente pura no es sinónimo de agua sana.

Entendamos y comprendamos que no solamente somos un cuerpo físico sino que también tenemos una estructura luminosa, tenemos un cuerpo de luz.

El agua es el recurso natural más importante que tenemos. Su carencia y su calidad influyen de una manera directa y fundamental sobre nuestro bien-estar y sobre nuestra supervivencia.

En el momento en que evaluemos el agua, no sólo según los criterios de observación de unos valores limites preestablecidos (que son modificados en la medida que interesa), es decir, basados en la ausencia de determinadas sustancias químicas, y tomemos en consideración también los aspectos físicos, biológicos o más bien TODOS sus aspectos, es cuando nos haremos con una visión integral de la calidad del agua, solamente entonces, estaremos en disposición de admitir los métodos de examen o investigación integrales, estudiarlos y a su vez aceptarlos.


 
 
2005-2016   ©opyleft   -   www.absolum.org   -   absolum.org[en]gmail.comSOBRE ESTA WEB